07 Noviembre de 2015

XX Aniversario de la refundacin

Jornada para mantener en el recuerdo.

La tarde-noche de ayer ha sido uno de los momentos para recordar, de forma especial, en nuestra historia de veinte aos como cofrada. El da del vigsimo aniversario de la refundacin recibamos a representantes de una treintena de cofradas que han peregrinado a Oviedo para la celebracin de la XLII Convivencia Nacional de la Soledad; de la cual somos anfitriones.

Los actos comenzaron a las veinte horas con la Santa Misa, presidida por el Sr. Obispo auxiliar, D. Juan Antonio Menndez Fernndez, en la Santa Iglesia Catedral de San Salvador. La misma fue concelebrada por nuestro Rector, D. Jos Luis Alonso Tun, y el cannigo D. Jos Franco Baizn Pando. Del buen orden se encargo D. Jos Luis Gonzlez Vzquez, maestro de ceremonias catedralicio. Los cantos estuvieron a carga de la Schola Catorum de la Catedral dirigida por el maestro de capilla, D. Leoncio Diguez. A la conclusin, y con el rezo del Santo Rosario intercalado por la Msica de la Banda de la Unin Musical de Principado, nos dirigimos procesionalmente haca nuestra sede cannica de San Isidoro el Real para devolver la bendita imagen de Nuestra Seora de los Dolores en su Soledad a su casa, despus de la que es su primera visita a la Catedral en la historia.

El orden del cortejo fue el siguiente: cruz y ciriales, representantes de las cofradas asistentes de otras provincias por orden alfabtico, cofradas penitenciales de Oviedo (Borriquilla, Silencio, Cautivo y Nazareno), Cofrada de la Balesquida, la cofrada hermana (Real Cofrada de la Soledad de Avils), nuestro estandarte, el nuevo bandern conmemorativo de la Convivencia Nacional, Paso de Nuestra Seora de los Dolores en su Soledad, Sr. Obispo y sacerdotes, presidencia (nuestro Hermano Mayor, Hermano Mayor de Avils y junta directiva de la Fraternidad), Banda de la Unin Musical del Principado, cofrades y devotos.

Despus del canto del Salve Regina y antes de la bendicin final impartida por el Sr. Obispo, tuvo lugar un sentido homenaje del Diputado Mayor de Gobierno, ngel Madarro Daz. Una vez alcanzada la merecida jubilacin, y despus de una vida entregada en el servicio a la sociedad como Polica Nacional, ofreci, a la Seora de Oviedo, la medalla al Mrito Policial con distintivo blanco que le fuera concedida por su abnegado servicio; colocndosela a sus pies. Concluida la celebracin y como colofn de la histrica jornada, todos los asistentes, nos reunimos en la Plaza de Trascorrales para compartir una espicha preparada por un grupo de nuestros cofrades.

Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores
- Parroquia de San Isidoro el Real de Oviedo -
c/ Magdalena, nº10, 1ºIzda.

Valid XHTML 1.0! Valid CSS! Desarrollado en PHP Dise�o Web: nacho rico